La tentación trabaja arriba

Hablaba y hablaba sin parar y yo no era capaz de escuchar lo que decía. Sólo la miraba. Podría haberme dicho que mi padre había muerto o que las ranas llevaban albornoz, me daba igual. Era tan hermosa. Quería hacer el muerto en el mar de sus ojos…Se estaba allí tan bien. Hubiera querido ser capaz de apartarle ese mechón inoportuno de la frente. Estaba aquí…Tan cerca.

escalera

Surgía de repente de la nada todas las dieces de todas las mañanas. Se alzaba como una diosa por encima de nuestras cabezas. Se elevaba mágica y etérea directamente al cielo, a lo más alto. Y quedaba yo a sus pies, agarrado a algún perchero. Tan atado a mi corbata y tan huérfano de aquella falda que en su vuelo se burlaba, que hubiera dado cualquier cosa por soltarme alguna vez de los dos nudos, del de seda y del de la garganta, para poder rozar apenas sus tobillos que juraban ser al tacto de una suavidad capaz de conducirte en un ensueño de almíbar entre aquellas piernas, hasta las bragas diminutas que debajo de la tela y al trasluz se adivinaban.

Hablaba y hablaba sin parar y yo no oía. Pero sus labios se movían y la lengua aparecía sin aviso a humedecerlos y sólo la quería besar. Amarrarla suavemente de la nuca y llegarla hasta mi boca abierta que durante tanto tiempo la seguía desde el suelo en su diagonal diaria hasta que la perdía.

Soñaba yo, alguna vez, sujetarme fuertemente a sus caderas, elevarme con ella al paraíso y perderme entre sus muslos y comer de aquella fruta. Volcarme dentro y derretirme como un polo de naranja en su calor…Y allí estaba yo, sin sus caderas todavía entre mis manos, meciéndome en su escote, respirando su perfume y derramándome en el suelo. Muerto de amor de corte inglés.

Si tuviera voluntad. Pero no tengo.

IMG_20141005_000352

Me sonaba su voz como el canto de sirena que Ulises hubiera querido escuchar y sin saber qué me decía, me llegaban sus palabras como un eco de negras y corcheas. Como susurros de una música de fondo que promete mil caricias de una noche de horas llenas sin dormir. Mi cabeza asentía y ella hablaba y hablaba sin parar y yo en su pelo. Enredado estaba ya. Perdido entre los rizos que caían y bailaban en su espalda y en la coreografía de sus pasos, hechizado en el tic-tac de sus tacones la seguí. La seguí en la redondez de su guitarra al infinito y fue mi perdición.

Si me hubiera estado quieto en mi sección de caballeros…Si no hubiera escuchado al sibilino de Ramón animándome a subir hasta su planta…

Pero ahora estaba allí. Oyendo sin oír. Colgado de un columpio en su nariz y ella hablando sin parar y yo inventándome una excusa para estar a un abrazo de distancia de su stand. Si pudiera haberle dicho la verdad. Si me hubiera atrevido a confesarle que hace un año que aparece y a las siete  menos cuarto las luces del cerebro se me apagan cuando acaba su jornada…

Pero no pude. Y ella hablaba y hablaba sin parar y a todo dije sí. Y puse sin dudar  entre sus manos, con pasión mi visa entera. ¿Y qué hago yo con otro Mac si ya tengo ordenador?

nerd

Acerca de marabascal

La vida es un lugar para quedarse a vivir...
Esta entrada fue publicada en Life. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La tentación trabaja arriba

  1. quería hacer el muerto en el mar de sus ojo…
    jooooooooder…

    Le gusta a 1 persona

  2. Adrian Gonzalez dijo:

    Quien es la chica de la segunda foto?

    Me gusta

  3. Jonathan Robles dijo:

    El final me ha matado. Jajaj. Parecia el tipico sueño que todos hemos tenido con alguien que nos ha gustado. Muy buen relato Mar. Besos guapa

    Le gusta a 1 persona

  4. jajaajaja que bueno el final!!!! cuanto suena eso!!!! y ahora qué hago con esto si tengo cientos de excusas para darte por tal de verte, olerte y no oírte…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s